23
Abr
13

De camino a mi trabajo #51

Hace unos días, volviendo a casa desde el trabajo, me encontré una escena no muy usual.
En el cruce de Eusebio Sempere con Oscar Esplá, uno de los semáforos para peatones estaba bastante perjudicado por un golpe.
Posiblemente lo causó un accidente, pero el autor se dio a la fuga.
Y el único testigo, tras el obligado interrogatorio, no pudo describir los hechos ni proporcionar ninguna pista sobre el o los culpables.

Seguramente estamos ante otro crimen que quedará inpune.
Y los hombres rojos que huyeron cobardemente, serán sustituídos por otros y el semáforo seguirá siendo de los que mas duran en rojo para los peatones.


3 Responses to “De camino a mi trabajo #51”


  1. 23 abril 2013 at 6:45

    No es que fueran cobardes los hombrecitos rojos: ¡es que iban en busca de la libertad tras años de estar encerrados contra su voluntad!.

  2. 2 Pau
    23 abril 2013 at 12:38

    Tenían unas ganas locas de escapar

  3. 3 Misifusa
    24 abril 2013 at 11:28

    Estoy con vosotros: ¡Por fín libres de la esclavitud!…..esperemos que no se conviertan en tozudos ”Chávez”…….en el país de los hombrecitos ”rojos libres”, atacando todo lo que huela a auténtica libertad……..¡Uy! cómo me ha salido hoy la mañana charanguera….


Leave a Reply




octubre 2017
L M X J V S D
« Feb    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Entradas por mes

Temas de las entradas

Suscríbete al feed